¿Cómo jugar al bingo?

Para disfrutar junto a toda la familia y amigos, existen muchísimos juegos de mesa. Pero hay uno que destaca por su sencillez y lo divertido que es: el bingo.

No importa si eres niño, adolescente, adulto o adulto mayor, el bingo no tiene limitaciones de ningún tipo. Claro que, cuando hay dinero de por miedo, ahí sí hay ciertos parámetros que cumplir, pues el bingo es de los juegos más populares de casino.

Con dinero o sólo por diversión, la esencia es la misa. Su dinámica es muy similar a la de la lotería. La diferencia está en que en vez de utilizar cartones con figuras de animalitos, se emplean cartones con número.

Aquí no hacen falta estrategias o analizar los movimientos de los rivales. Todo se basa en tener suerte para ganar. De allí lo divertido y accesible que resulta este juego de azar tan popular en todo el mundo.

¿Cómo jugarlo?

El bingo se puede jugar de 2 a 20 jugadores, o incluso más. Realmente no tiene un límite, pueden jugar las personas que quieran. De hecho en algunas comunidades hacen rondas de bingos populares en los que participan entre 30 y 50 personas.

Cada jugador recibirá un cartón o tarjeta de 25 casillas cada uno. En algunas ocasiones, para darle más diversión e interés a las rondas, los participantes utilizan más de un cartón.

Conseguir los cartones no es difícil. Se pueden encontrar formatos en internet o en tiendas cercanas. Al ser un juego muy popular, se hace sencillo obtener lo que se necesita para jugarlo.

Las 25 casillas de cada cartón están distribuidas en 5 filas con 5 recuadros cada uno. En la parte superior del cartón, se encuentra la palabra BINGO. Cada letra, corresponde a cada fila que contiene el cartón.

Posteriormente, se selecciona a una persona que se encargará de “cantar” los números que van saliendo. Por lo general, se suele utilizar una esfera giratoria con bolitas que contienen combinaciones de número y letras. Lo recomendable es que al salir la pelota, el llamador repita la información por lo menos tres veces para asegurarse así de que todos la hayan escuchado.

Esta persona también deberá explicarles a los participantes los tipos de combinaciones posibles para ganar la ronda.

Si los participantes tienen en su cartón o cartones los números que se van diciendo, este le coloca una ficha encima de ellos. En caso de no contar con las fichas tradicionales, se puede optar a utilizar otras cosas como pelotitas pequeñas de papel, semillas, entre otras.

A medida que avanza el juego, el cartón poco a poco se irá llenando de acuerdo a las combinaciones de letra y números que salgan. Para ganar una ronda en el bingo, es necesario completar una fila de 5 casillas seguidas, ya sea de forma vertical, horizontal o diagonal.

Cuando ya se hayan logrado llenar las 5 casillas seguidos, el jugador debe gritar la palabra ¡Bingo! Esto indicará que hay un ganador y la ronda ha finalizado.

Sin embargo, las “partidas” de Bingo nunca constan de una sola ronda. Después de que se anuncia un ganador, los participantes proceden a limpiar sus cartones de las fichas que hayan colocado anteriormente para una nueva partida. Además, todas las bolas con combinaciones de letra y números vuelven a la esfera para empezar una nueva ronda.

Si bien es cierto que no existen trucos en el Bingo para ganar, sí que es cierto tener presente recomendaciones como no utilizar una gran cantidad de cartones, por ejemplo 3 o 5. Mientras más tarjetas se tengan, será más difícil supervisarlos todos y cerciorarse de que el número cantado esté allí. Lo más seguro es que se escape más de una combinación.

Sobre María Carmen Martínez

Mi nombre es Maria Carmen y desde siempre adoré escribir todo tipo de cosas. De pequeña empecé escribiendo cuentos infantiles, más adelante novelas para adolescentes y a día de hoy me encuentro escribiendo sobre casino. Es increíble el gran cambio que he hecho en los últimos años, pero finalmente me he encontrado a mi misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *