Soñar que te toca la lotería

Dicen que “por dinero baila el perro”, y es que el mayor motor de la cotidianidad de cada quien es el dinero, con él no solo te mantienes lo necesario sino que también te brinda la oportunidad de disfrutar lujos y hasta aporta estabilidad.

En otras palabras, en mayor o menor medida es algo que todos deseamos, y no se trata de materialismo, sino de una necesidad evolutiva de sentir la garantía de que podremos salvaguardar aquello que nos haga falta y beneficiar a otro.

Sin embargo, para obtenerlo hay que trabajar, a veces tener más de un empleo para garantizar mejores ganancias, mientras que por otro lado, algunos afortunados realizan la tarea de comprar un simple billete y convertirlo en millones.

Creo que no es necesario decir que para cualquiera sería una dicha, tanto es así que algunos los sueñan, literalmente, ¿pero será que tales fantasías son premonitorias? ¿Habrá algún significado implícito relacionado o en paralelo? Veamos.

Teorías del sueño

En términos psicológicos, los sueños consisten en la representación imaginaria de situaciones reiterativas para las emociones vividas durante el periodo más próximo en que permaneciste despierto.

Como ejemplos antagónicos, podríamos hablar de que un perro te persiga en el día; por su parte el sueño podría redefinirse en una tormenta muy fuerte, casi catastrófica contigo solo fuera de casa.

Al otro extremo estás experimentando las primeras etapas del enamoramiento, por lo que tus noches podrían volverse muy placenteras, recreando tus anhelos de la infancia, por ejemplo casa de chocolate.

No obstante, cuando de la mente se trata, la psicología se define a sí misma como una ciencia fundamentada en hipótesis, donde las causas y consecuencias de cada hecho pueden o no ser probatoria.

Posturas del diccionario de sueños

Existen un sinfín de diccionarios de sueños que pueden explicar el significado –hipotético– acerca de este y otros sueños con o sin relación a ganar o perder la lotería y demás aristas sobre el tema.

Cabe destacar que no son teorías comprobables, incluso en su mayoría no guardan ninguna relación con el psicoanálisis, pero sí vale la pena conocer un poco al respecto, solo para tener las ideas.

Significados positivos

En este renglón, vamos a detallar algunas posibilidades del sueño que, indiferentemente de su denotación, podrían influir de manera positiva en nuestro siguiente día.

  1. Tener el boleto en la mano:estás próximo a una relación amorosa. La idea premonitoria indica deficiencia económica del par, el suelo solo es compensatorio.
  2. Ganador el premio menor:representa el cierre de un ciclo negativo sobre tu vida –anclaje emocional– y estás listo para asumir nuevos retos, dar pasos y ser feliz.

Significados negativos

A continuación otra serie de posibilidades inconscientes cuyo presagio representan los casos menos deseados para la mayoría. Si sueñas con estos, busca una distracción.

  1. Boleto quemado (o roto):se trata de una premonición asociada aunque no exacta. En este caso consiste en la pérdida total de un dinero que te debían.
  2. Número ganador:según el sueño, no en la vida real. Se recomienda evaluar bien los negocios que haces, ya que es probable que no obtengas beneficios.

Significados neutrales

Finalmente conozcamos las teorías que lejos de ser premonitorias, destacan algún aspecto de nuestra personalidad o efectos en áreas menos relacionadas con el dinero.

  1. Ganas en compañía:esta fantasía denota que eres una persona sociable y muy afectiva con tus seres queridos, también habla de la generosidad y ganas de compartir lo que tengas.
  2. Pierdes la lotería:en este caso, es probable que estés travesando una etapa de frustración en al ámbito profesional o con el estilo de vida que hasta el momento alcanzaste.

Sobre María Carmen Martínez

Mi nombre es Maria Carmen y desde siempre adoré escribir todo tipo de cosas. De pequeña empecé escribiendo cuentos infantiles, más adelante novelas para adolescentes y a día de hoy me encuentro escribiendo sobre casino. Es increíble el gran cambio que he hecho en los últimos años, pero finalmente me he encontrado a mi misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *