Cómo apostar al béisbol

Cómo apostar al béisbol

¿Qué es el béisbol?

El béisbol es un deporte que se juega en un campo cuadrado. Si bien el origen exacto del deporte es incierto, se suele coincidir en que es la evolución de una variedad de juegos de características similares, entre los que destaca el cricket.

En cada partido se enfrentan dos equipos de nueve jugadores cada uno. La idea del juego es golpear una pelota con un bate y recorrer el campo en corto tiempo. Este tiene su perímetro marcado por donde los bateadores deben correr tras pegarle a la bola. El objetivo es dar la vuelta completa en el menor tiempo posible e ir anotando carreras para ganar.

Es un deporte muy popular en Estados Unidos, Australia, Panamá, República Dominicana, y algunos países de Europa y Asia. Si bien no tiene tantos seguidores como el fútbol o el cricket, en el mundo de las apuestas deportivas tiene una amplia aceptación. Miles de apostadores alrededor del mundo siguen este deporte a diario y apuestan dinero real en torneos y competencias a través de las diferentes casas de apuestas deportivas.

Diferencias entre el cricket y el béisbol

Los dos son deportes de bate y bola y mantienen algunos elementos parecidos, pero tienen diferentes reglas. En el cricket, por ejemplo, se utiliza un bate de madera grueso y plano en el borde. Por el contrario, el bate de béisbol se asemeja a una vara o palo, es más fino y redondo, y puede estar hecho de madera o metal.

Con respecto a la pelota, la del cricket es más dura y pesada, con un peso de entre 156 y 163 gramos, mientras que la pelota de béisbol suele pesar entre 142 y 149 gramos. Ambas están hechas de una mezcla de corcho y caucho, pero se distinguen claramente por el color: la pelota de cricket es blanca para los partidos One Day International y roja para los Test Matches. Por el contrario, las pelotas de béisbol son siempre blancas con costuras rojas. Además, en el béisbol los espectadores pueden quedarse de recuerdo con la bola en el caso de que esta llegue a sus manos durante el partido, mientras que en el cricket deben devolverla.

Otra diferencia entre los deportes es que en los partidos de criquet juegan 11 jugadores por equipo, mientras que en el béisbol hay nueve. Las anotaciones en cricket son mayores que las del béisbol, y el máximo de anotación por carrera en este deporte es de cuatro, en comparación con los seis puntos del cricket.

En el béisbol, el orden de bateo queda preestablecido antes del partido, algo que no ocurre en el cricket. A esto se suma que las dimensiones del pitch (zona de lanzamiento y bateo) tampoco son idénticas en cada uno de estos deportes. La distancia entre lanzador y bateador es de 66 pies (20,11 metros) en el cricket y 60 pies (18,29 metros) en el béisbol.

Además, el béisbol no cuenta con uno de los elementos clave del cricket, el wicket. El wicket es un juego de tres palos verticales o stumps, y dos palos travesaños o bails que el bateador tiene que proteger mientras el lanzador trata de desplomarlo y eliminarlo.

Por último, la altura a la que llega la bola al bateador implica que el sistema de protecciones varíe ligeramente entre ambos deportes. Es por eso que los bateadores de cricket utilizan una protección extra en las piernas para protegerse de las bolas bajas que no existen en el béisbol.

Principales competencias de béisbol

Hay varias competencias a las que se puede apostar en este atrapante deporte. Sin embargo, la más famosa, o al menos la más buscada por los apostadores, es la Gran Liga de Béisbol (Major League Baseball) que se celebra entre los meses de abril y octubre. Se trata de la liga de béisbol profesional de mayor importancia en los Estados Unidos.

La MBL tiene 30 equipos repartidos entre la Liga Nacional y la Liga Americana, ambas con 15 equipos que juegan 162 partidos a lo largo de cada temporada. A su vez, cada una tiene tres divisiones llamadas «Este», «Central» y «Oeste».

Esta y otras competencias se encuentran disponibles para apostar en las mayores casas de apuestas de deportes del mundo.

¿Cómo apostar en Béisbol online?

Para apostar a este deporte, lo primero que hay que hacer es conocerlo a la perfección. El trabajo de todo apostador es siempre entender bien cómo se juega el deporte por el cual desea apostar.

Luego se necesita encontrar la casa de apuesta que mejor cubra las expectativas del jugador y estar listo para apostar. Es recomendable registrarse en diferentes casas de apuestas deportivas para tener varias opciones al momento de apostar y aprovechar todos los bonos y las cuotas que ofrecen las casas de apuestas.

El béisbol es un deporte perfecto para apostar pues presenta muchas alternativas en cada temporada. Esto se debe a que cada equipo de la Major League Baseball juega 162 partidos por temporada sin contar los playoffs.

Por desgracia, mucha gente no sabe reconocer este potencial para conseguir beneficios, ya que se trata de un deporte complejo y lleno de matices. Sin embargo, si se le dedica tiempo a investigar la forma de los equipos y las actuaciones de los pitchers y bateadores, se pueden pasar siete meses al año aumentando los fondos con oportunidades diarias.

Tipos de apuestas en Béisbol en línea

En el béisbol existen diferentes tipos de apuestas:

  • Apuestas en la línea de dinero (Apuestas 1×2): se trata de apostar por el equipo ganador. Los signos de la línea de dinero determinan cuál de los equipos tiene más probabilidad de ganar. Los signos son de más o menos (+ o -), siendo aquellos indicados con un signo menos (-) los favoritos y los indicados con un signo más (+) los menos favoritos. En general, los equipos favoritos ganan el 60% de las veces que juegan. Es necesario tener en cuenta este aspecto, ya que hace mucho menos predecibles los resultados de un partido a otro. También es la razón por la que la mayoría de los jugadores evitan apostar por equipos con cuotas bajas como ganadores de los partidos, ya que el riesgo es mucho mayor que el beneficio. En este tipo de apuesta hay dos factores importantes a tener en cuenta:
    • Defensa (el pitcher titular): el pitcher es el jugador que lanza la bola a la base donde se encuentra uno de los jugadores; la idea es que el jugador no pueda golpear la bola con el bate. Es necesario saber quién será el pitcher del partido y cómo serán las rotaciones. El pitcher titular es el que da mayores variables. De él es importante conocer sus entradas lanzadas, los hits por entrada, bases por bolas y victorias. También se debe saber quién será el pitcher de reemplazo.
    • Ataque (bateadores): conocer quiénes son o serán los bateadores puede dar una estadística más acertada a la hora de apostar. De ellos sse deben conocer las apariciones en el plató y su promedio de bases alcanzadas, entre otros.
  • Total de carreras: se trata de una apuesta sencilla en la que se debe determinar cuántas carreras anotarán ambos equipos. Es preciso elegir el número o la cantidad de carreras y elegir “menos de” o “más de”. En caso de seleccionar la opción de “menos de”, se considera que los puntos de ambos equipos serán más bajos que las que indica el número. Estas apuestas utilizan pitchers listados.
  • Apuestas en la línea de carreras: este es un tipo de apuesta interesante si el apostador tiene buenos y avanzados conocimientos del deporte. Es el equivalente a las apuestas de más/menos goles en fútbol o puntos en baloncesto. Aquí se refiere al total de carreras que se conseguirán entre ambos equipos al final del partido. Es importante tener en cuenta que se incluyen también las carreras conseguidas en las entradas extra en caso de que haya empate al final de la novena entrada. Normalmente, el total de entradas suele estar entre 8 y 10. Esta apuesta lleva un precio, lo que la hace parecida a la línea de dinero, y también lleva un número que indica las carreras que se sumarán o restarán de las carreras totales que anote un solo equipo.
  • Líneas de carreras alternativas: es una forma de hándicap exclusiva del béisbol. Con esta apuesta, las carreras se suman al equipo favorito y el monto que se apuesta es mayor. Al final del partido, se resta al equipo no favorito 1,5 carreras y la ganancia resulta mayor. Esto significa que los favoritos deben ganar al menos por dos carreras, y los candidatos a la derrota pueden perder solo por una para que se pueda ganar la apuesta.
  • Apuestas especiales: las casas de apuestas suelen ofrecer una amplia gama de apuestas específicas para el béisbol llamadas “proposiciones”. Se puede apostar, por ejemplo, por el pitcher que conseguirá más strikeouts en el partido o las carreras que conseguirá cada equipo por separado. Conociendo bien el deporte, este tipo de apuestas puede traer ventaja sobre otros apostadores y así proporcionar grandes beneficios.
  • Apuestas a la temporada (apuestas futuras): son muy populares entre los aficionados del béisbol. Entre ellas están apostar al ganador de las series mundiales, la liga nacional, cada división o el número de victorias de un determinado equipo en la temporada.

Como se puede apreciar, el béisbol presenta tantas opciones que es fácil volverse un apasionado del deporte y de las apuestas a él. Si bien a primera vista puede parecer igual que el cricket para el ojo inexperto, sin dudas es un mundo aparte que es preciso conocer a fondo antes de embarcarse en el mundo de las apuestas. ¡Sin duda recomendamos adentrarse en este menos conocido pero aún así emocionante deporte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *