Cómo apostar en el rugby

Cómo apostar en el rugby

El rugby es un deporte muy popular en el Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda, Sud√°frica y algunos pa√≠ses de Europa, como Italia o Espa√Īa. Presenta dos modalidades muy parecidas: la Rugby Union, donde hay 15 jugadores y el try (o ensayo) vale cinco puntos; y la Rugby League, donde hay 13 jugadores y el ensayo vale cuatro puntos.

Las apuestas a este deporte han devenido una sensaci√≥n de los √ļltimos tiempos. Se trata de una oportunidad para sumar emoci√≥n al seguir de cerca a los equipos favoritos en eventos como el Torneo Cuatro Naciones de Rugby y el Campeonato Mundial de Rugby. Independientemente de la modalidad (Rugby Union o Rugby League), las casas de apuestas que tienen a este deporte como alternativa suelen ofrecer muy buenas cuotas.

En general, las p√°ginas permiten realizar apuestas en las principales ligas de Espa√Īa, Georgia, Argentina, Australia, Sud√°frica, Inglaterra y Nueva Zelanda ‚Äďlas grandes potencias del deporte a nivel mundial. Este art√≠culo ense√Īa todo lo necesario para sacar adelante apuestas de este atrapante deporte.

Acerca del rugby

El rugby surgió en el siglo XIX en la ciudad de Rugby en Inglaterra, y luego se expandió rápidamente por países que fueron colonias del Imperio Británico: Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica. Fuera aquellos territorios, Francia es el país que más ha desarrollado el rugby. Por su parte, en América el rugby encontró su lugar preponderante en Argentina.

Se trata de un deporte de equipos formados por 15 jugadores. La línea de defensores es conocida como backs, y la parte ofensiva, como forwards. A su vez, los jugadores ofensivos se dividen en dos: un talonador o hooker, y alas o wings. Por su parte, los jugadores que forman la defensa son siete: un medio scrum, un apertura, dos centros, un wing o ala, un wing ciego y un fullback en la parte atrás en el centro de la defensa (los términos en inglés se deben al origen del deporte).

Con respecto a torneos y competencias, el primero se dio en 1882 cuando comenz√≥ a disputarse el Torneo de las Cuatro Naciones brit√°nicas; luego se sumaron a √©l Francia e Italia y el torneo comenz√≥ a llamarse Torneo de las Seis Naciones. Tiempo m√°s tarde, en 1932, comenz√≥ a disputarse en el hemisferio sur la Copa Bledisloe en Australia y Nueva Zelanda, y a partir de 1996 ambos pa√≠ses y Sud√°frica comenzaron a disputarse el Torneo de las Tres Naciones al que recientemente se sum√≥ Argentina en 2012. Desde entonces se lo conoce como The Rugby Championship. Como si fuera poco, desde 1987 comenz√≥ a realizarse cada cuatro a√Īos la Copa del Mundo de Rugby. Todos estos campeonatos est√°n disponibles actualmente para que los usuarios apuesten dinero real de manera virtual a sus equipos y eventos preferidos.

Consejos para apostar al rugby

Como en todos los deportes, tener un alto conocimiento de las reglas de juego es imprescindible para sacar las apuestas adelante. Hay que tener en claro que se trata de un deporte en el que el factor f√≠sico puede ser determinante. Es por eso que es importante conocer el estado de los planteles (si tienen o no lesionados, si una de sus figuras acarrea molestias pasadas o si los n√ļmeros de alg√ļn jugador han mejorado en los √ļltimos partidos). Si bien es cierto que es un deporte en equipo, como en todos los deportes hay jugadores que son mejores que otros y su ausencia suele influir en el devenir de su escuadra.

Otro aspecto a tener en cuenta es que el rugby es un deporte en el que se priorizan las competiciones continentales a las nacionales. Al igual que en el f√ļtbol, muchos equipos tienen jugadores internacionales y cuando estos son convocados por su propia Selecci√≥n Nacional, los equipos en los que juegan pueden quedar sensiblemente da√Īados.

Como en cualquier juego o deporte, aprender a apostar la cantidad adecuada en cada momento es una de las grandes claves para ser un buen apostador. Es fundamental saber administrar el bankroll (cantidad de recursos destinados a las apuestas) arriesgando un porcentaje adecuado en cada apuesta. Del mismo modo, el stake refleja la confianza que hay en que una apuesta de rugby ocurra. Se suele manejar un stake de 1-10, siendo 10 la cantidad m√°xima a invertir en una apuesta. Un stake 10/10 suele representar un 5% del bankroll, aunque en realidad depende de cada jugador.

Dónde apostar

Lo primero que hay que hacer es seleccionar una casa de apuestas de rugby que se ajuste a los gustos e intereses de cada jugador. Para eso, hay que tener ciertas cosas en consideraci√≥n. Es fundamental saber que se precisa ser mayor de 18 a√Īos para poder registrarse y jugar.

Algo muy importante es que la página cuente con las licencias necesarias para poder operar; se trata de medidas de control y regulación del juego online que dan a los usuarios la máxima seguridad posible y una buena calidad de servicio. La seguridad y confiabilidad en las apuestas es lo más importante.

Además de eso, el bono de bienvenida es algo a tener en cuenta pues es una gran oportunidad para obtener dinero extra. Las casas de apuestas suelen otorgar bonos como medida para conseguir y atraer más jugadores que jueguen más. Es importante saber que los bonos de bienvenida tienen un tiempo para poder reclamarlos: pueden ir desde 15 días hasta seis meses dependiendo de los términos y condiciones de la empresa de apuestas. Para saber el tiempo de vigencia del bono y definir qué página otorga uno mejor acorde a la situación de cada jugador, se recomienda leer bien esta información antes de escoger la página de apuestas.

También es importante saber si las páginas cuentan con los más importantes torneos y campeonatos nacionales e internacionales. Es esencial que la casa elegida disponga de partidos emocionantes como la Liga de Cuatro Naciones, el Campeonato Mundial de Rugby o bien clásicos como Australia vs. Nueva Zelanda, Georgia vs. Italia, o Inglaterra vs. Francia.

Por √ļltimo, es interesante saber que las apuestas de rugby suelen presentar excelentes cuotas (probabilidades o posibilidades de √©xito que tienen las selecciones para realizarse) para que los jugadores aprovechen al m√°ximo. Un ejemplo de esto es la casa William Hill, que suele estar m√°s al alza y tener un mercado m√°s amplio que otras p√°ginas. En este deporte existen tres cuotas fundamentales, una por cada equipo y una por el empate.

A qué apostar

Como en este deporte no existen los empates, la apuesta m√°s com√ļn es la victoria de uno u otro equipo (1-2). Tambi√©n se puede apostar al margen de victoria, vencedor al descanso, conversi√≥n del primer ensayo (try), total de ensayos de un equipo y al Over/Under de puntos.

Otras apuestas menos populares pero también posibles son:

  • qu√© equipo anotar√° primero
  • qu√© equipo ser√° el √ļltimo en anotar
  • en qu√© periodo se marcar√° m√°s
  • cu√°l ser√° el margen de victoria
  • apuestas con h√°ndicap. Se suele recomendar hacer este tipo de apuestas cuando uno de los equipos es favorito y se enfrenta a uno d√©bil, pues esto quiere decir que la cuota ser√° m√°s alta.

Al igual que en otros deportes, hacer apuestas en vivo puede resultar en cuotas con mucho valor, si bien los valores se van modificando en función de lo que sucede durante el partido. Es precisamente por esto que es importante que la casa de apuestas elegida cuente con un buen servicio de streaming que permita ver en directo lo que va sucediendo dentro de la cancha. En caso de no proveer esto, es esencial que al menos tengan una serie de ayudas y estadísticas para poder controlar las apuestas de esta manera.

Por su parte, las ayudas y estadísticas permiten que los jugadores puedan analizar lo que va sucediendo en el partido y al mismo tiempo intuir hacia dónde orientar sus pronósticos. Casas de apuestas de rugby como William Hill o Bet365 cuentan con un interesante servicio de estadísticas para las apuestas en directo.

Conclusiones

Conociendo las reglas del rugby, los torneos, equipos y jugadores que en ellos participan, apostar dinero real a este deporte puede ser muy divertido y rentable gracias a sus altas cuotas. Hay muchas opciones a las que jugar durante todo el a√Īo, lo que hace de ella una actividad muy atractiva.

Adem√°s, para apostar al rugby no es necesario haberlo practicado antes ‚Äďcomo s√≠ sucede con juegos de azar como el p√≥ker o el blackjack‚Äď sino conocer bien sus reglas, estad√≠sticas y detalles particulares para poder hacerlo de manera exitosa. A pesar de que, al igual que en otros deportes, los jugadores no participan activamente en el deporte, este resulta siempre emocionante para sus espectadores.

En definitiva, las apuestas de rugby son apasionantes tanto para fan√°ticos del deporte o como para grandes jugadores y lo cierto es que rara vez defraudan a los usuarios que eligen esta actividad recreativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *